Mar y Rubén son dos chicos muy simpáticos, que están completamente enamorados y que además aman con locura a Noa (la nena de Mar) Ambos son triatlonistas,  y tanto Noa como el deporte son parte importante de sus vidas.

Entonces el preboda, decidimos hacerlo en 2 partes, una que mostrara su vida como deportistas y otra que mostrara su vida familiar.

Para el segmento deportivo (podríamos llamarlo así) nos encontramos al amanecer en el Alto Horno del Puerto de Sagunto, y allí dimos rienda suelta al Triatlón y a nuestra imaginación. Hicimos varias tomas con los chicos practicando deporte, y por supuesto nuestras tomas favoritas, las del drone.

Luego fuimos al parque de Cabecera en Valencia, allí pasamos la tarde junto a ellos, Noa, su perrito y unos amigos de la pareja. Ese día hicimos unas tomas increíbles, además de grabar el atardecer, que era particularmente hermoso esa tarde.

El día de la boda fuimos primero con Rubén a casa de sus padres, allí se encontraba toda la familia así como también sus amigos, que querían compartir con él desde el inicio de su día. Mar se vistió en casa de sus padres, donde había también un montón de gente, familiares y amigos fueros llegando, así  como su hermano que también es un deportista, y es jugador de futbol profesional.

La ceremonia la realizaron en El Mirador de Sagunto, un restaurant increíble, donde siempre nos atienden maravillosamente y que además de contar con un personal maravilloso tienen una vista espectacular del castillo. Al terminar la ceremonia hicimos una pequeña sesión por los jardines y alrededor del local, así como con el coche en el que llegó la novia. El salón como siempre, súper bonito con sus adornos personalizados con caricaturas de los novios. Durante la cena repartieron varios regalos incluyendo para la pequeña.

Ya para finalizar la noche los chicos, en vez de bailar, hicieron el video agradeciendo a sus invitados y familiares su presencia.

Belén