La boda de Marta y Rubén se realizó un día lluvioso de finales de abril. Era la segunda vez que íbamos a Teruel, por lo que estábamos muy emocionados con esto, es que Teruel tiene un no sé qué que te enamora.

Cuando llegamos a casa de los padres de Rubén, nos lo encontramos con su tía, luego de brindarnos un café calentito (perfecto para el clima) nos pusimos a hacer algunas tomas de apoyo y allí llegó su hermana con su cuñado y la sobrina. Rubén en un tipo serio, muy familiar y amable que estuvo todo el rato diciéndonos que si nos poníamos a jugar con el perrito no nos lo quitaríamos de encima.

Al salir de allí nos fuimos a casa de los padres de Marta, y lo primero que vimos al llegar fue el espectacular  túnel vegetal que tienen frente a su casa, perfecto para jugar con el drone. En la casa se encontraban sus padres y su hermano, y por supuesto al llegar lo primero que hicieron fue hacernos sentir en casa con otro cafecito y unas ricas pastas.

Mientras nos tomábamos el segundo café del día, dimos un recorrido por la casa, donde nos dimos cuenta que había un piano, al preguntar de quién éranos dijeron que era de Marta, así que sin pensarlo dos veces la sentamos en el piano para que nos tocara algunas notas.

Nos dirigimos al centro del pueblo para ir a la Iglesia de San Pedro que fue donde se realizó la ceremonia, una hermosa estructura del siglo XIV declarada patrimonio de la Humanidad. La novia llegó en su coche hasta la plaza del Torico, y justo antes de subir las escalinatas que dan a la iglesia repartió unos regalos para sus damas.

Fue una ceremonia muy emotiva donde tuvimos el honor de escuchar la canción de los amantes de Teruel en vivo. Al terminar la ceremonia, caminamos un poco por el pueblo, por sus calles empedradas llenas de historia.

La celebración fue en una masía en Mora de Rubielos, una explanada llena de verde y vaquitas libres por todo el sitio, con un coctel amenizado por un trio musical.

Para el post boda nos fuimos hasta el Embalse de las Tosquillas, un lugar mágico en dónde también puede hacerse observación de estrellas, realmente un hermoso paraje en medio de la montaña, donde nos quedamos para ver el atardecer.

Durante la ceremonia, una amiga de Marta dijo unas palabras para los novios, donde les señaló que ese día empezaban un camino color de rosa, nosotros reforzamos esta frase, es con un camino color de rosa que empieza de la mano de Mr.color…

Belén.